Bon Vivant Madrid en la calle San Gregorio

Bon Vivant Madrid, el ataque de los clones

Acaba de abrir Bon Vivant & Co. en la calle San Gregorio, muy cerca de la Plaza de Chueca, y atendiendo a cómo titulamos la reseña el lector avisado puede hacerse una idea bastante aproximada de lo puede esperar si decide visitar este nuevo “restobar”. Más que moda, ya casi puede hablarse de epidemia severa de negocios clonados a partir de un modelo que sí, está muy bien y tuvo su gracia la primera, segunda, hasta la tercera vez que lo ves replicado, pero que si se abusa de él (como se está haciendo) terminará originando una burbuja por el lado de la oferta.

Bon Vivant cumple con pulcritud de alumno aplicado el guión para el de este tipo de negocios: nombre sonoro y evocador, ubicación en las zonas “modernas” del centro de Madrid (Chueca en este caso, Malasaña, Latina o el Barrio de las Letras resultan idóneos), esa decoración estilo “boho chic” en la que se combinan muebles aparentemente reciclados o reproducciones de diseños nórdicos, mesas comunales de madera, tonos naturales y unas macetitas de brezo aquí, albahaca allá, el neón no desentona, conductos de la climatización a la vista, en resumen, el entorno adecuado para que los foodies evolucionen a sus anchas y puedan “desvirtualizar” como Dios manda mientras apuran un macchiato o una ensalada de brotes.

Por supuesto en Bon Vivant los camareros tienen buena planta y son simpáticos, al menos hasta que la situación empieza a superarles, y los horarios de apertura cubren prácticamente todo el día. La cocina es casi lo de menos, y tampoco en este epígrafe del guión se sale de la norma: cocina de elaboración sencilla con platos agradables ideales para compartir(hummus, ensalada césar, hamburguesas…), disponiendo de un menú diario entre semana, y aunque no estemos en condiciones de asegurarlo, es más que posible que los fines de semana haya brunch, o vaya a haberlo en breve.

En definitiva, Bon Vivant Madrid es un bar – restaurante adaptado a los tiempos que vivimos, bien dirigido a un público urbano que busca precisamente este tipo de espacios para sus momentos de ocio, haciéndolo de manera más que correcta pero, ay, no aporta para hacerlo ni un detalle de singularidad o distinción.

BON VIVANT & CO

Negocio Cerrado

Calle de San Gregorio, 8 Madrid
Cocina: De mercadoInternacional

2 comentarios en “Bon Vivant Madrid, el ataque de los clones

  1. Si bien es verdad que estamos viviendo una mejora de los bares/restaurantes en general en Madrid, todos ellos se parecen sólo en eso… la mejora. Espaciós amplios, buen ambiente, carta más internacional. Y este particularmente, en el buen gusto y la LUZ. Vivo en el barrio y soy una asidua vespertina, con meriendas y cenas y una ambiente realmente divertido. Recomendable

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *