El Columpio Restobar en la calle Caracas de Madrid

El Columpio Restobar, novedad en Caracas

Paseando esta mañana por el Cantón Libre de Chamberí nos hemos encontrado con que ya está aquí, ya llegó El Columpio Restobar, que tiene toda la pinta de convertirse en uno de los negocios de moda para el inicio de 2015. ¿Que cómo lo sabemos?. Hemos visto tantos casos similares en los más de siete años que llevamos por aquí que hemos desarrollado un olfato especial para estos menesteres, aunque una mirada superficial al proyecto hace que no sea necesario olisquear nada para darse cuenta que aquí hay tomate.

Uno: muchos metros de local, luminoso, bien distribuido y en una calle “bien” de Madrid (que se vayan preparando los vecinos…). Dos: esa decoración tendenciosa hobo-chic que tanto gusta, una mezcla despreocupada de estilos, materiales, objetos y helechos que realmente queda muy bien; incluso si el local surge de la rehabilitación integral del edificio, como es el caso, parece que lleva así desde antes de que se inventara la tele. Un acierto. Tres: amplios horarios de atención a la grey. Desde bien prontito por la mañana en El Columpio, y en cualquier otro que se parezca, te puedes tomar un café o una ensalada de quinoa. ¿Que lo tuyo es el after work?. No hay problema, un soberano G&T o un cóctel de nombre evocador y hale, a cenar. Después una copa como Dios manda en ambiente trendie y ya estás listo para terminar la velada. Y así toooodos los días de la semana. Cuatro: cocina mediterránea, así, en general. Las buenas recetas de siempre, elaboradas con los buenos productos de siempre y un toquecito moderno, que no falte, para realzar la apuesta gastronómica de nivel pero a buen precio. Un gelè por aquí, un cítrico por allá, chutney va, hummus viene. Todo más o menos rico e intrascendente. Si es que de tanto repetirnos nos aburrimos hasta nosotros, pero como decía El Artista, sign o’ the times. Cinco: olviden todo lo anterior y acudan a las fuentes. Esto, ¿de quién es?. Los propietarios de este moderno restobar tienen un notable portfolio de éxitos hosteleros, como  Bon Vivant & Co o Le Cocó y todo apunta a que le han cogido el aire a esto de montar negocios de éxito, porque no hay duda, lo bordan. Y ahora a esperar a leer que algún personaje ha sido visto solo o en compañía de otros en El Columpio.

Aunque no disponemos aún de buenas imágenes, les dejamos un par de fotos que ayuden a hacerse una idea de lo que nos espera. Mola, ¿no?.

EL COLUMPIO

Restaurante, Gastrobar | €€€€€€€
Calle Caracas, 10 Madrid
+34 918 27 60 77
Cocina: De mercadoTradicional RenovadaMediterranea

3 comments on “El Columpio Restobar, novedad en Caracas

  1. Ayer cenamos un grupo de amigos en El Columpio realmente mal. Creo que es de los mismos que Le cocó, donde fui un par de veces y además de un servicio buenísimo la comida estaba muy bien. En El Columpio sin embargo, con prácticamente la misma carta, la comida dejó muchísimo que desear… La ensalada de codorniz y papaya casi no tenía ninguna de estas dos materias y la lechuga era de bolsa barata, los raviolis de gambas malísimos… lo único decente la pizza de trufa y las hamburguesitas. Nos sentó mal la cena a unos cuantos (éramos 12). El servicio aunque muy agradable estaba desbordado. La idea del restaurante es buena pero deberían mejorar bastante, sobre todo con la comida, hecha con poco cuidado.

  2. Hemos ido a El Columpio por que lo conocíamos por las redes y nos parecía un sitio muy bonito y agradable.

    Hemos ido después de estar tapeando un rato por Chamberí, así que nuestra idea era tomar otra tapa…pues ha parecido que a la camarera no le ha gustado esto y nos ha ofrecido varias veces si queríamos pedir más.

    Es muy muy caro!!! Tres brochetas de pollo (esperábamos que llevara algo más que pollo) de unos 15 cm de largo (muy muy pequeñas) cuestan 10 euros! Me parece una pasada!! El pollo es barato como para que tres trozos así de pequeños cuesten 10 euros.

    Sin pedirlo, te ponen en la mesa 5 panecillos y un cubo enorme de mantequilla. Esto estaba buenísimo y han sido 3 euros, así que bien!

    Además hemos pedido dos cervezas a 3 euros cada una.

    Los camareros estaban un poco desbordados y eso que eran casi las 16h y ya estaban todas las mesas terminando la comida.

    Nos han querido quitar el plato de la mesa cuando aún no habíamos acabado…eso sienta muy mal!

    En general…muy mono, pero muy caro para la poca comida que ponen en los platos…si volvemos será por que tenemos un capricho…si no…descartado!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *