La cocina que viene

Nos encanta Fátima Pérez, chef de Diablo Mundo. Y tenemos buenas razones para ello: simpática, jovial, tenaz, inquieta, trabajadora y sabe de setas como el que más, y para terminar el panegírico, en su restaurante se come muy bien. La inquieta Fátima no para, y ahora se le ha ocurrido traer a Diablo Mundo a lo más granado de la nueva cocina castellana (también es irónica nuestra Fátima) para que durante el mes de marzo nos acerquen su particular interpretación de recetas tradicionales de la Castilla profundísima. Cuatro semanas, cuatro cocineros:

Semana del 2 al 7.  Quique García, de El Lagar del Obispo revive la tradición de “los quintos” de la Villa de Serrada con el arroz Aguinaldo.

Semana de 9 al 14. José Luis Urueña, de La Lonja, en Tordesillas,  ofrece sus albondiguillas de congrio a la importancia con menestra de setas en ajoarriero.

Semana del 16 al 21. Miguel Ángel de la Cruz, de La Botica, en Matapozuelos, realiza su lengua de ternera a baja temperatura, pan de piñones de Pedrajas, puerro y aire de perpetua.

Semana del 23 al 28. El mes acaba como termina una buena comida, con un postre.  Pedro de Rodrigo, de Fuente de la Aceña, en Quintanilla de Onésimo, ha ideado el bizcocho borrachito con naranja, oliva y helado de ron.