Pizziccheria, y ya van…

Actualizado en marzo de 2012:  El restaurante Pizziccheria fue traspasado, vendido, o lo que sea, y ya no pertenece a Ignazio Deias. Los nuevos propietarios llegaron con originales y revolucionarias ideas sobre la mejor manera de gestionar la (in)visibilidad de sus negocios, al menos en lo que a Internet se refiere, de manera que hemos retirado, siguiendo sus indicaciones, las referencias a su/s negocios. Seguiremos con simpatía y curiosidad la evolución de los acontecimientos, y les deseamos para el futuro toda la suerte que puedan acumular.

Con éste que presentamos a nuestra distinguida audiencia ya son cinco restaurantes los que integran el grupo “Ideas Italianas” de Ignazio Deias, que aparentemente se ha propuesto contribuir en la medida de sus posibles (bastantes por lo que se vé) a que Madrid sea la ciudad con más restaurantes italianos per capita.  Como a un killer sistemático puede imaginársele afanado en colocar sobre el mapa de Madrid las banderitas que representan las nuevas conquistas de la cocina transalpina, que además de este nuevo Pizziccheria son el estupendo y proximísimo Boccondivino (fuentes generalmente bien informadas aunque no del todo desinteresadas lo califican como el mejor italiano de Madrid), el más asequible Acquafredda al que vas a cenar y puedes salir con un salami bajo el brazo, el fenomenalmente ambientado La Piazzetta y sus múltiples apéndices en la Plaza de Chueca y Per Bacco! (también cerrado), una cabeza de puente algo aislada en el barrio de las Letras.

La Pizziccheria ocupa el espacio que fue de La Abacería de la Villa (baja confirmada), un local amplio y funcional en el que se han incluido todas las mesas posibles, como se puede apreciar en alguna de las imágenes que figuran más abajo, de manera que resulte más fácil trabar amistad con los vecinos de mesa. Una buena excusa para el primer contacto puede ser un comentario despreocupado sobre la decoración del restaurante, de cuyas paredes cuelgan fotografías de algunos de las más simpáticas  y conocidas personalidades italianas, como son, por poner un ejemplo,  Il Cavallieri Silvio Berlusconi, el llorado Pavarotti o la inmensa Sofía Loren. Notarán que en la lista falta Celentano, y también consideramos que es un olvido que desluce este hit parade de figuras entrañables, un lápsus fácilmente subsanable.

En cuanto a la cocina, aunque todavía no hemos visitado la Pizziccheria, estamos seguros que por venir de donde viene mantendrá la calidad y el buen gusto que caracteriza a sus antecesores, y que ha permitido al grupo Ideas Italianas pasar de uno a cinco restaurantes en apenas una década. Estaremos muy agradecidos si alguno de los lectores tiene la amabilidad de contarnos su experiencia después de pasar por el restaurante. Y para animarles a visitarlo aquí dejamos la extensa carta, que como apreciarán, tiene mejor que buena pinta. Esperamos sus comentarios.

 

5 comentarios en “Pizziccheria, y ya van…

  1. La noche comenzó con una pésima asignacion de la mesa, situada en una zona de paso a pocos metros de la entrada y pegada al repero, lo cual obligó a mi acompañante a verse obligada a moverse varias veces durante la cena.

    La velada continuó con un servicio muy mediocre, lento y antipático. La ineptitud de la camarera que nos atendió fue del todo explícita cuando derramó una bandeja llena de cubiertos y copas con vino manchando, entre otras cosas, mi camisa, abrigo, pantalón y ropa interior y cubriendo el suelo y mi mesa de cristales rotos.

    Sin haber recibido disculpas ni de la camarera ni del encargado decidí pagar la cuenta (46,50€) y marcharme. El encargado se comprometió a pagar los costes del lavado de la ropa.

  2. Como habitual consumidor de los restaurantes de ideas italianas y sabedor de su magnifica calidad no dude en visitar pizzicheria situada contigua al maravilloso boccon divino.
    La verdad que la decoracion personalmente me parece perfecta evocando a la historia italiana mediante cuadros y tapices correctamente situados.

    La calidad de la cocina sigue siendo como en todos sus restaurantes una maravilla , si bien consideramos que pizzicheria esta abierta mas al publico general que por ejemplo boccon…

    Quizas el unico fallo como he leido arriba y yo afirmo es la novatez de alguna camarera debido a la inaguracion del local .

    En definitiva la calidad como siempre de 10 , el precio muy asequible para casi cualquier bolsillo y la ambientacion buena , en mi opinion muy recomendable por la noche para parejas y por el dia para familias.

  3. Estoy de acuerdo con Santiago, servicio mediocre y antipático. Al parecer basta con tener un poco de fama para aprovecharse de la clientela. Pero esto va así, hasta que le demos crédito y vamos a sus restaurantes estos seguirán abriendo más y más.
    Si os acercáis a Aquafredda podréis ver los precios de los productos que tienen en venta: un atraco a mano armada.
    Saludos

  4. Fuimos con cupones de descuento de “Gruapalia”, y la calidad de la comida que nos pusieron no tuvo nada que ver con la de otros clientes que pidieron por carta. El postre consistió en un flan partido literalmente por la mitad frente al que pusieron a la mesa de al lado. Al preguntar a la camarera, nos dijo que el postre para los de “Grupalia” era así; claro que en los vales que adquirimos no ponía que fuese “mitad de postre”. En fin que si lo que pretendían era darse a conocer, lo han logrado, porque nosotros siempre recomedaremos a nuestros conocidos que “No vayan a este restaurante”.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *