Imprescindible

Después de haber deleitado mi exigente estómago en el excepcional Miyama de la calle Flor Baja, era hora de probar el nuevo Miyama Castellana.
Como me esperaba no me defraudó. La calidad de la comida es increible, algo que mi paladar no ha dejado de recordarme. La presentación de los platos es excelente y todo ello acompañado por una decoración sobria y muy acorde con el sitio.
En fin, un lugar imprescindible, no solo para los amantes de la comida japonesa, sino para los amantes de la buena comida en general.

4 comments on “Imprescindible

  1. Entregado a la causa? A qué causa?
    La única causa que conozco es la buena comida, y en este caso se trata de un buen restaurante con una comida excelente.
    Prueba tu y opina.

  2. “deleitado” “mi exigente estómago” “excepcional” calidad “increíble” y no sigo, porque me ruborizo. Adivinas que no conozco Miyama de Castellana, y aciertas, pero sí que puedo hablar de Flor Baja, que es un buen japonés de Madrid, los hay muchos, peores y unos cuantos (menos) mejores o mucho mejores. Nótese que no he opinado sobre Miyama, sino sobre la desorbitada y excesiva, a mi entender, loa que haces del restaurante. Sin embargo en esta segunda ocasión te pronuncias de manera mesurada y, de nuevo a mi entender, apropiada: “un buen restaurante” “comida excelente”. Pero no tiene mayor importancia, y es cierto que cada uno hace lo que le da la gana. Intentaré pasar por el restaurante, probarlo, y te cuento. Un saludo.

  3. Entiendo que mi retórica no te haya gustado. Acepto la crítica, pero mejor discutirlo en un blog de literatura.
    Aquí estamos hablando del restaurante y la verdad es que me encantó. Pruébalo y seguro que coincides conmigo. Un saludo.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *