Calidad y servicio exquisito

Restaurante muy recomendable, un asador puede dar un poco de pereza de primeras pero es un nuevo concepto, apto también para gente más joven . Decoración agradable, carta no muy extensa pero lo mejor de todo es la calidad de la materia prima. Los platos son sencillos (sin salsas ni aderezos) pero espectaculares en cuanto a calidad y sabor: el solomillo se deshace en la boca, las verduras son del huerto de Azagra (según lo que nos comentaron, las traen a diario desde allí)….todo buenísimo. Servicio exquisito, parece que es un restaurante familiar, la gente es encantadora, pendientes de tí en todo momento

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *