Taberna buena, bonita y barata

Una de las tantas tabernas de Madrid, pero con un encanto especial. Toni su dueño trata con cariño y esmero a su clientela. Se puede picar algo en la terraza o en el comedor que tiene unas diez mesas aproximadamente, la carta te ofrece varias opciones como puede ser un salmorejo con huevo duro y jamón, unas croquetas caseras de jamón o bien un salpicon de langostinos. Si la decisión va mas allá de un simple picoteo hay varias opciones entres carnes y pescados, como puede ser una dorada a la sal en su punto o bien una carrillera estofada que no te defraudara. Una buena opción donde dejarse caer sin duda alguna.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *