Un cambio radical……

En su momento cuando se abrió MOMA nos estábamos refiriendo a un multiespacio gastronómico donde poder tomar unas tapas en el bar, una cena de tipo asiático o bien tomar una copa. Recientemente ha surgido un cambio de manos por parte del restaurante y nos encontramos ante un restaurante de cocina de mercado con toques navarros. Local luminoso y muy agradable. Servicio muy correcto. Entre los platos solicitados cabe destacar los pimientos de Lodosa y la hamburguesa cortada a cuchillo muy sabrosa. Merece la pena darse una vuelta y conocerlo.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *