Un restaurante llamado tartán, dará mucho que hablar.

Este local innovador por los cuatro costados que ha sido inaugurado con gran tesón por parte de su propietario Javier Muñoz Calero, joven restaurador que se ha ido haciendo un hueco en el sector de la restauración desde hace tiempo en Madrid.

El local es de lo mas original desde su entrada como si de una casa de campo se tratara hasta sus interiores divididos en dos plantas con gran estilo y gusto por parte del decorador. Lo más característico del local es la tela con que están decoradas todas las mesas y que dan nombre al restaurante: el famoso tartán.

La cocina pone a disposición una parte que ofrece picoteo de latas de ventrescas,etc..,quesos así como una gran variedad de embutidos delicatessen o la parte de cocina propiamente dicha con una carta original en todos los sentidos, tanto por su forma de llegar al cliente: una hojas dispuestas en una libretilla dividida según las entradas, primeros, segundo y postres que se van clasificando según su elaboración. El servicio se caracteriza por su juventud lo que da un aire muy informal y desenfadado al local. A las mesas llegan varios tipos de panes así como regañás grandes y diferentes tipos de grisines sabrosos y crujientes enfundados en unos sacos muy originales.
Entre las entradas que probamos me gustaría destacar una ensaladilla rusa casi líquida que llega servida de forma original en un vaso amplio. Los chips de alcachofas crujientes con aceitunas negras o unos langostinos fritos con salsa romescu. De entre los segundos destacaría el atún rojo en tacos, el salmón confitado vuelta y vuelta o los huevos a baja temperatura con puré de patata y butifarra. Como se puede comprobar son platos con cierto toque de creatividad por parte de Javier pero que resultan de lo mas agradecidos en el paladar. Yo creo que no merece la pena continuar nada como comprobarlo con una visita a este local recién llegado a la capital y que seguro que va a dar mucho que hablar. Un servicio muy agradable y que con gran disposición atienden al comensal. Buena relación calidad precio. Enhorabuena Javier

3 comments on “Un restaurante llamado tartán, dará mucho que hablar.

  1. el sitio, muy bonito y original, pero la comida un desastre, eramos cuatro, pedimos dos entradas, ensaladilla rusa(que han pasado por la turmix )y coca de verduras , de segundo carrilleras,estaban buenas y calientes!!(fue lo unico que llego calinte a la mesa), tacos de atun-completamente frios!!,lomo tambien frio y pulpo,tambien frio!!
    de postre un mini cake, que aconsejo no pedir, porque es mas un desayuno que un postre,(bizcocho de desayuno, abierto por la mitad y relleno de chantilly).

    Eso si, el precio bastante ajustado-35€ cabeza,con 4 cañas y botella de vino y 4 copas,
    pero para lo mal que cenamos ,no se si seria preferible pagar mas y cenar mejor.
    AH! las raciones muy escasas ,los trozos de atun eran 5 de unos 3cm por 3.

  2. El local está muy bien decorado, pero con poca ventilación. El servicio es muy lento y poco experimentado. La cocina deja mucho que desear, mucha salsa y elementos para hacer los platos sabrosos, pero con muy poco fundamento. Los trozos de atún con una base de una salsa incomible. Otro ejemplo, la carta de quesos a priori bastante decente es otro bluff, eliges y solo tiene cinco o seis quesos (los de siempre). Hay famas que no se entienden.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *