Restaurante Lagoa, elegancia natural

Nuestro anterior reportaje hacía referencia a inminentes aperturas, y una de las más esperadas era esta del Bar Restaurante Lagoa que tenemos el honor (y profundo placer) de saludar. Apenas lleva abierto una semana y ya es sobresaliente el interés despertado por este espectacular local, de elegancia abrumadora situado en una de las mejores calles de Madrid (Serrano 85).

Siguiendo las tendencias actuales, probablemente motivadas por los riesgos que entraña desplazarse a tomar una copa después de cenar, Lagoa se configura como un bar – restaurante, también denominado “Lounge Restaurant”. Para ello dispone de dos zonas diferenciadas: una espléndida barra en la entrada, con mesas y sillas altas para disfrutar de un tentempié si se presenta la ocasión y propiamente el restaurante, con dos elegantísimos comedores en la zona posterior. El conjunto impacta por su belleza, sencillez y funcionalidad, con predominio del color blanco sobre el que lucen muy bien grandes fotografías de Lagoa, el exclusivo barrio de Río de Janeiro.

Lagoa ofrece una cocina mediterránea moderna, con acertadas combinaciones y fusiones de sabores que se plasma en una carta sensata y equilibrada. Resulta muy acertada la ensalada de cuscús con cigalitas a la plancha y menta, deliciosas las croquetas de perdiz y perfectamente elaborados unos tradicionales huevos estrellados con jamón ibérico. Especial atención merecen las pastas (frescas y de elaboración propia) y los arroces cremosos (por ejemplo de setas y trufa).

Y después de la cena, en Lagoa se puede continuar la velada, pues ofrece una extensa carta de cócteles, así como de Cavas y Champagnes. Buen ambiente asegurado frente a las incertidumbres que plantea aventurarse por la noche madrileña, especialmente en estas fechas.