Javier Goya, Javier Mayor y David Alfonso, del restaurante Triciclo de Madrid

Un TriCiclo para disfrutar

Triciclo es una de las cosas buenas que pasaron en Madrid en 2013, y parece que va a seguir proporcionando satisfacciones en este 2014. No descubrimos nada si decimos que, entre la multitud de nuevos restaurantes y asimilados que abrieron el año pasado en Madrid, fue Triciclo el restaurante que suscitó una rara unanimidad entre entendidos y público más o menos anónimo a la hora de señalarle como “El Lugar al que Tienes que Ir, Mari”.

Y vaya si hay que ir, mejor hoy que mañana. Triciclo es un estupendo restaurante  en el que sus tres propietarios han interpretado con tino las tendencias actuales de la industria gastronómica para levantar un negocio vivo y moderno, en el mejor sentido del término. Los tres del Triciclo son Javier Goya, Javier Mayor y David Alfonso, cocineros aún jóvenes pero ya de largo recorrido profesional que se han unido para jugar con las cosas de comer según sus reglas, y de momento les está resultando mejor que bien. Esas reglas tienen mucho que ver con la honradez profesional y la humildad, y también con evitar la tontería contemporánea a pesar de que el Triciclo reúne muchas condiciones para que esté considerado como un restaurante “de moda”.

Situado en pleno barrio de Las Letras, ocupa un amplio local con dos zonas bien definidas, barra y mesas altas por un lado,  comedor por otro. Decoración sencilla y sin pretensiones, con la adecuada separación entre mesas  aunque una acústica manifiestamente mejorable contribuye a que el nivel de ruido supere lo razonable, especialmente en en la zona del comedor. Si fuera por su decoración Triciclo no pasaría de ser un restaurante modernito y con cierto encanto, uno más.

Lo que le distingue y mueve al entusiasmo es lo que sale de la cocina, un chorro de alegría y diversión en forma de platos tradicionales o modernos, de aquí o allá, pero todos sabrosos y apetecibles. Elaborados sobre la base de productos de gran calidad, las especialidades de Triciclo se reúnen en una carta estructurada en tres grupos que se definen por el tipo de elaboración y origen. Las preparaciones más escuetas están presentes en “Del mercado al Triciclo”, en las que manda el producto.  El grupo “Un paseo en Triciclo” alberga platos más elaborados, acudiendo al recetario tradicional al que se procura dotar de algún detalle original.  Finalmente “Viaje en Triciclo” reúne preparaciones de cocinas foráneas brillantemente interpretadas. Aprovechando la flexibilidad que aporta el formato de raciones, medias y tapas, en nuestra visita probamos bastantes platos y ninguno resultó decepcionante en absoluto, manteniendo todos al menos un nivel notable. Ayuda, y mucho, una correctísima política de precios que permite mantener el precio medio por debajo de los cuarenta Euros, casi una ganga si se valora la calidad de la cocina de Triciclo.

En definitiva, disfrutamos de una auténtica juerga que ya estamos pensando repetir, cuanto antes mejor. Por si no ha quedado claro, Triciclo es una gozada. ¡Qué bien está en Madrid!.

 

TRICICLO

Restaurante, Taberna | €€€€€€€
1 opinión
Calle Santa María, 28 Madrid
+34 910 24 47 98
Cocina: De mercado

One comment on “Un TriCiclo para disfrutar

  1. Estupenda la cocina de Triciclo. El ceviche verde de corvina y la ensalada de algas con vieiras y navajas que pedí me parecieron dos platos sensacionales. La iluminación deja mucho que desear y la decoración no es gran cosa, es bastante ruidoso. Pero todo esto se olvida cuando uno prueba la riquísima comida, y además a un precio razonable.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *