Vaca Nostra, la carne está aquí

Hace casi treinta años una ancianita adorable se preguntaba dónde estaba la carne (where’s the beef?) en una legendaria campaña promocional de Wendy’s. Recordando aquel mítico anuncio casi dan ganas de hacer una secuela en la que se anunciara a la anciana señora que su búsqueda había terminado en el Paseo de la Castellana de Madrid, concretamente en este templo de la carne que es Vaca Nostra.

Un impresionante restaurante para casi 160 carnívoros y carnívoras en el que el cristal y los perfiles cromados dan un toque high tech que se integra muy bien en el entorno de la city madrileña.  Se trata del primer negocio de esta catagoría de  Raza Nostra, un ejemplo de como se crea una marca potente y reconocida partiendo de un negocio tan tradicional como es una carnicería en un mercado de barrio.

Y sí, aquí manda la carne, especialmente de vacuno, aunque no se hagan ascos a carnes de cerdo o cordero. Siempre está presente un carnicero de guardia que asesora sobre el tipo de carne y cortes dependiendo de los gustos del cliente, por que las posibilidades de elección son casi infinitas: razas, nacionales y foráneas, edades, tiempos de maduración… ¿Acertaré?, ¿sí?, ¿no?. La ayuda del experto es casi imprescindible y desde luego se agradece. Los precios de las carnes, siempre al peso, son razonables si se tiene en cuenta la extraordinaria calidad del producto, pero Vaca Nostra no es buen territorio para cazadores de gangas. La calidad se paga. Siendo la carne excelente, sería una pena si el proceso de elaboración no fuera el adecuado. No hay problema, en Vaca Nostra la carne se hace a la brasa en un maravilloso horno Josper (no se pierdan como se ejecuta a un chuletón…).

El resto de la carta de Vaca Nostra pasa sin pena pero tampoco con mucha gloria. Algunos entrantes meritorios que pueden servir para abrir boca y aligerar la espera hasta que llega el momento de hincar el diente a la pieza de carne elegida, y postres agradables pero no especialmente memorables. Para el caso extraño de que llegara alguien que no puede soportar la carne se cuenta con un pescado del día, sin dar más explicaciones. Si alguien se anima, que nos cuente qué tal fue la experiencia de comer pescado en Vaca Nostra. Y por último, mención especial al pan de Madre Hizo Pan, espectacular y bastante caro, por cierto.

En resumen, para quienes disfruten con la carne Vaca Nostra es una de las direcciones imprescindibles de Madrid.

 

 

 

VACA NOSTRA

Restaurante, Barbacoa, Hamburguesería | €€€€€€€
Paseo de la Castellana, 257 Madrid
+34 913 78 88 06
Cocina: A la brasaDe mercado

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *