Comedor del restaaurante Caray Madrid

Caray Madrid lo tiene todo

Caray Madrid es el nuevo restaurante de un veterano conocido de la gastronomía madrileña, Miguel Ángel Román, propietario y cocinero de La Montería, el estupendo restaurante del que hace poco recogíamos aquí la recomendación del querido Agustín Sol. Si la Montería es un restaurante discreto del que se habla poco y bien, Caray reúne todos los requisitos para convertirse en uno de esos restaurantes ungidos por la gracia de estar de moda y en boca de casi todos.

Caray se encuentra a la vera del Hotel Melia Fénix con entrada desde la calle Hermosilla, muy cerca de la Plaza de Colón. Cuenta con un precioso local decorado por Lorenzo Castillo al que hay que agradecer que éste no sea otro de esos restaurantes “industrial-chic” que de tanto insistir en las mismas ideas y recursos empiezan a resultar algo cargantes y monótonos. La decoración de Caray podrá gustar más o menos, pero lo que no puede negársele es originalidad.

No hay que buscar muchas sorpresas en lo que al aspecto culinario se refiere. En Caray se ofrece una cocina tradicional con el toque personal del cocinero, en la que se de presta toda la atención a la calidad del producto. La calidad de la cocina y el entorno que la envuelve sitúan a Caray por encima del precio medio que estábamos viendo últimamente. No es un restaurante especialmente caro, pero también en este aspecto se distancia de lo que venía siendo tendencia últimamente. Y especial mención a la debilidad de Román por los platos de caza, en los que le gusta “gustarse” especialmente.

Terminamos esta breve reseña destacando la espectacular barra que presenta Caray, verdaderamente bonita y llena de promesas de buenos momentos en torno a cócteles y combinados. Por allí nos veremos.

 

 

 

 

CARAY

Restaurante | €€€€€€€
1 opinión
Calle Hermosilla, 2 Madrid
+34 914 85 78 01
Cocina: Alta cocina

3 comentarios en “Caray Madrid lo tiene todo

  1. Formas
    Mesas pequeñas demasiado juntas, y sin mantel con lo que resbalan platos y cubiertos
    Fondo
    Carta incomoda de manejo
    Pocos vinos españoles y exceso de extranjeros desconocidos
    Caza buena

  2. No me gustó en general.. El ruido es infernal, hay que gritar para que te oigan los compañeros de mesa.
    El servicio muy deficiente, habíamos terminado los entrantes y no nos habían servido el vino, un poco de caos .
    La comida estaba buena pero no me ha compensado.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *