Entrada a La Maruca en Velázquez 54

Restaurante La Maruca llega a Madrid

La Maruca es además de una playa santanderina, el nuevo restaurante de Paco Quirós, un lince cántabro que ha encontrado en  Madrid el filón hostelero que tantos buscan y pocos alcanzan. Acertó primero con Cañadío y ahora con este Restaurante La Maruca está conociendo un éxito sorprendente, incluso para el propio Quirós. En apenas diez días y sin más promoción que las ganas de contarlo de los clientes satisfechos, La Maruca está logrando llenos diarios casi a todas horas.

El restaurante se encuentra en el local que ocupara hasta hace unos meses con más pena que gloria el Asador Frontón de la calle Velázquez. Se trata de un local amplio y muy bien ubicado pero algo triste por su especial configuración sin demasiada luz natural. Al menos ese es el recuerdo que teníamos del Frontón, porque la reforma realizada para La Maruca ha obrado un pequeño milagro (milagrito), logrando un espacio agradable y alegre, en el que es fácil sentirse a gusto. A esa sensación contribuye el jaleo producido por los clientes satisfechos que abarrotan La Maruca y las legiones de camareros afanándose por atenderlos rapidito para que la cosa vaya rotando y progrese.

Aunque no se pueda hablar de originalidad al tratarse de un estilo de decoración ya visto unas cuantas veces, se ha conseguido aprovechar bien el espacio, creando distintos ambientes que van desde la barra y las mesas altas contiguas, a la zona de mesas convencional, con una gran mesa comunal ejerciendo de frontera entre ambos mundos. Junto a la entrada se encuentra una especie de gabinete con chimenea de pega, sillón chéster y butacones que casi seguro será el must de La Maruca,  al menos cuando no esté copado por Paco Quirós y acólitos. La guinda la pone una agradable terraza (¡quién lo iba a decir!) en plena calle de Velázquez.

Pero nos da la impresión de que realmente el éxito apabullante al que nos referimos tiene mucho que ver con la acertada combinación de buen producto y precios reducidos que caracteriza la oferta gastronómica de La Maruca. Una carta inteligente, con pocas cosas, bien hechas y a precios casi populares para raciones que, sin ser muy abundantes, sí resultan más que satisfactorias.  En La Maruca se encuentran las que son, con permiso de Cañadío, las mejores rabas de Madrid en nuestra modesta opinión, además de otras especialidades ciertamente meritorias, como el pudin de gambas al ajillo o los buñuelos de brandada de bacalao. Y son imprescindibles el taco de bonito con piperrada o el pulpo con puré de matanza.

A modo de conclusión, después de visitar La Maruca te quedas con la idea de que por mucho que se quiera innovar o buscar nuevas vías,  un restaurante en el que se come muy bien, las instalaciones son funcionales y agradables y el precio pagado es menor que el valor obtenido (o al menos tienes esa percepción) tiene que funcionar por narices. Como ocurre con La Maruca.

LA MARUCA

Restaurante, Lounge bar | €€€€€€
5 opiniones
Calle Velázquez, 54 Madrid
+34 917 81 49 69
Cocina: De mercadoEspañolaCantabra

8 comentarios en “Restaurante La Maruca llega a Madrid

  1. Soy de Santander y me gusta la idea de que abran restaurantes cántabros en Madrid, que es donde vivo. Pero no creo que vuelva a La Maruca. El miércoles, comiendo allí con unos amigos, se le cayó a mi hermana la barra del cierre en la cabeza. El susto fue tremendo y los chichones varios. Los camareros fueron amanles y se preocuparon por ella, pero allí no se presentó ni encargado ni propietario a pedir disculpas, qué minimo! Es increíble el desprecio por sus propios clientes. Y por eso ni pienso ir ni lo hará la gente de mi alrededor.

  2. Enhorabuena a Teresa y a Paco. El restaurante es estupendo y a los que vivimos en Madrid siendo de Santander nos encanta. Ya es un éxito, así que enhorabuena de nuevo. Carmen

  3. La comida buena, salvo los callos que no merecen la pena, pero después de tener mesa reservada desde hace 15 días hemos tenido que comer en la zona de sofás con mesas muy bajas y bastante incómodos, no pensamos repetir,

  4. Hola hoy hemos comido alli diez personas, teniamos mesa reservada etc. La comida muy buena y de calidad, pero quiero dejar mi insatisfaccion por la atencion de camareros, hay que estar pidiendoles las cosas…prefieren estar montando mesas, y no atender el postre, y se cae una copa de vino y cobran la copa, asi como el pan, te lo ponen sin tu quererlo y te lo cobran…por persona, es una pena…la comida fantastica, pero falta mayor control y profesionales atendiendo a los comensales, yo me tuve que levantar para pedir ser atendidos, y por ultimo, no tienen helados, ni ofrecen una copita de orujp…etc.
    Les ruego..por favor…mejores profesionales para el servicio de restaurante. Gracias..un saludo

  5. Los camareros son poco atentos pasan de los clientes. La comida magnífica pero tendrían que cuidar más el servicio los precios bien pero el pan muy caro si vamos muchos y los postres elevados.
    cuidar el servicio…es nefasta la atención.

  6. Yo no me lo pierdo cuando voy a Madrid. Siempre me hospedo en esa zona en función de si tengo mesa o no.
    El personal muy correcto y rápido. La comida nunca falla y es excepcional. Muy buena calidad y precio. Acogedor , buen ambiente , Iluminacion fantástica e insonorización excepcional.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *