Y ahora, Maldonado 14

En el número 14 de la calle Maldonado se encontraba hasta no hace mucho el restaurante La Miel. ¿Lo recuerdan? Nosotros tampoco, pero algunos indicios apuntan a que debía presentar un aspecto bastante parecido al de este nuevo Maldonado 14 que le sustituye. Efectivamente el nombre del restaurante no es un prodigio de originalidad, ni tampoco parece que lo sea su oferta gastronómica si consideramos la trayectoria profesional de sus propietarios, pero si nos atrevemos a aventurar que en Maldonado 14 debe comerse bien y disfrutar de un servicio de sala profesional y competente.  Y es que Francisco Vicente y Julián Borbolla fueron responsables de la buena cocina del restaurante “Las Cuatro Estaciones”, una de las primeras y más sonadas víctimas de esta madre de todas las crisis por la que atravesamos. Ahora vuelven a la carga, pero esta vez asumiendo toda la responsabilidad en la marcha del negocio y parece que bien aprendida la lección de que si se quiere sobrevivir a la tormenta, además de ofrecer calidad en la cocina y el servicio, hay que huír de los costes descontrolados enjugados con el pertinente estacazo al cliente inocente y despreocupado (lila), que además ya no florece como solía.

Y esta anécdota ilustra perfectamente una tendencia en la hostelería actual que, si bien no llega a categoría, sí  que va más allá de la mera casualidad para pasar, tal vez, al campo de la causalidad. Sin ir más lejos hace pocos días escribíamos aquí sobre un nuevo restaurante que ocupa el lugar de otro que a su vez se ha mudado al local de un tercero que ha sucumbido a los embates de un mercado enrarecido. Como en el caso de Maldonado 14, se trata de la incursión empresarial de antiguos empleados que han encontrado una bicoca en locales con licencia, instalaciones y mobiliario aprovechables,  escasa necesida de capital -los traspasos son casi cosa del pasado- y rentas, ahora sí, asumibles. Ojalá triunfen, algo que sólo conseguirán ofreciendo buen producto y servicio a precios razonables. Eso que ganaremos todos.

MALDONADO 14

Restaurante | €€€€€€€
Calle Maldonado, 14 Madrid
+34 914 35 50 45
Cocina: De mercado

7 comments on “Y ahora, Maldonado 14

  1. Estuvimos cenando en este FANTÁSTICO RESTAURANTE fantástico restaurante, con una cocina realmente exquisita, platos de calidad muy bien elaborados,- se nota la trayectoria profesional de sus cocineros-. El lomo de sardina una delicia, el salmorejo era una crema deliciosa, y el arroz con setas y trufa era algo especial. El surtido de postres con la tarta de queso, como comento mi amiga malagueña, era para comerla en plato hondo, BUENIIISIMA buenísima, y la tarta de manzana tan fina y delicada ya te dejaba sin palabras, EXQUISITA exquisita. El servicio de sala MUY PROFESIONAL muy profesional, atentos sin agobiar. La decoración sobria, pero agradable. Un buen restaurante, una excelente cocina, un muy buen servicio, y una relación calidad precio fantástico. Sin duda para volver y recomendar.

    • Concha, querida, has repetido el mismo comentario allá donde has podido y te han dejado. Modérate o cambia algo el guión, se te ve el plumero mucho muchísimo. Más que ayudar mosquea tanta insistencia. Te dejo dos frasecitas hechas: 1.- El Infierno está empedrado de buenas intenciones. 2.- Señor, líbrame de mis amigos que de mis enemigos me ocupo yo. Sin acritú.

  2. Un muy buen restaurante, he comido en tres ocasiones y solo lleva un mes abierto, y es que la oferta gastronómica que ofrecen, es realmente muy interesante. Platos diferentes, de gran calidad, muy bien elaborados. Es una cocina refinada y mimada, como el servicio en sala, muy atento y profesional, yo diría que es un valor añadido de este restaurante, la profesionalidad de la gente que hay al frente de el, y eso se nota, el ambiente que se respira, es el de un restaurante ya asentado, a pesar de llevar poco tiempo abierto. La relación calidad precio es muy buena. Es una excelente elección para llevar a los clientes amigos, y sin duda para disfrutar de una velada muy agradable junto con tu pareja o acompañados de un grupo de amigos.

  3. He sido cliente durante muchos años de Las Cuatro Estaciones. Un buen amigo me informo que los cocineros de tan emblemático restaurante, habían abierto local en el barrio de Salamanca. Ya lo he visitado y debo decir, que no me han defraudado, siguen siendo fieles a su buena cocina,- que en su día fue merecedora de una estrella Michelín-, y a un muy buen servicio, con una salvedad, los precios,son considerablemente más ajustados que los del afamado restaurante. Les aventuro una trayectoria muy exitosa si trabajan en esta línea. Sin duda lo recomiendo.

  4. Nosotros fuimos a cenar alli anoche. La comida es excelente pero el servicio deja mucho que desear. Esperamos una eternidad para que nos tomasen nota (20 minutos) y el trato no era nada amable. Nuestro camarero no sabia abrir una botella de cava y se quedo una cuarta parte de la botella en el suelo (no dijo ni mu y nos puso aquella 3/4 de botella). El cocinero que toma nota tiene una seriedad bastante severa, buen trato al publico requiere amabilidad y modales, y no tiene ninguna de las dos cualidades. El otro cocinero que sale al final de la cena para preguntar es muy agradable y deberia ser el quien sale a tomar nota. No entiendo un sitio asi tan cuidadoso en la comida y tan pasota en el tema del servicio. El servicio de profesional, nada de nada. Mas profesional en McDonalds.

  5. pues acabo de comer allí. sinceramente, he ido desde Zaragoza y he comido como una “reina”, el servicio fenomenal, y tan amables!!

    gracias F. Vicente,

    Cintia

  6. Concha…la verdad que has de cobrar por tus líneas al igual que tu marido Pablo R.. El restaurante en cuestión mejor no ir lo digo con conocimiento….pésimo en todo.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *