Brookei un éxito asegurado

En pleno Barrio de Chamberí acaban de abrir este restaurante en el local que ocupaba Diablo Mundo, y creo que va a dar mucho que hablar, muy luminoso, buen servicio y con ganas de agradar. Los propietarios son los mismos que los de Negro de Anglona y ofrece el mismo tipo de cocina. Cocina mediterránea con carta amplia y con todo tipo de opciones, desde unos langostinos crujientes con salsa, como unas croquetas de choco con ali oli suave para pasar a los segundos donde hay varias opciones entre pescados y carnes, cabe destacar un expléndido steak tartare con huevo de trufa. Carta de vinos escogida con acierto y con posibilidad de probar diferentes denominaciones de orígen. Este local promete sin duda.