Agradable reencuentro

Despues de varios años todo igual,lo que es muy de agradecer. Se nota el toque cordobes en la carta. Los arroces muy buenos tanto el “pelao” como el de almejas y verduritas.  Los entrantes: croquetas, morcilla en hojaldre y gambas milanesa, un notable.  Los postres muy correctos sobre todo el Tocino de cielo y el hojaldre de frambuesas.  Servicio profesional y a 50 euretes por cabeza. OK

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *