Real Café Bernabéu

Para quién no lo sepa, el Real Café está situado en el mismísimo Bernabéu, ese maravilloso estadio en la Castellana, sede del que muchos seguidores y aficionados consideran el mejor equipo de fútbol que ha existido, existe y existirá.  Esta sóla circunstancia fue condición suficiente para que el Real Café ocupara, desde su apertura, un lugar muy destacado entre los locales dedicados a la restauración y al ocio en Madrid, si bien es cierto que tanto su tamaño (1.200 m2) como la calidad de sus instalaciones en algo contribuían a ello.

Pero como no están los tiempos para dormirse en los laureles, el Real Café ha decidido apostar por la calidad, el precio y la enorme ventaja  que supone disponer de tan respetable superficie distribuida en distintos espacios, porfiando en que el factor ubicación, con ser importante, no constituya por sí mismo el único o principal, argumento para visitarlo. Así que hay muchas novedades, a ver cómo las condensamos en el corto espacio del que disponemos.

Planta de acceso desde Concha Espina (Puerta 30, no tiene pérdida): podría llamarse espacio “aquí te pillo, aquí te mato”. Por un lado se ha habilitado una barra ad hoc desde la que el sushiman Ling Jum Xu (no, no es de por aquí) maneja el deba bocho para surtir a la parroquia con makis y nagiris agrupados en la Carta del Sushi Bar no muy extensa pero suficiente para satisfacer a los adictos al sushi. Y como en la variedad está el gusto, en el mismo espacio se ofrece de lunes a viernes un Menú Cuchara Express muy completo y ameno. Ah, muy bien de precio. Esta zona está abierta desde primeras horas de la mañana hasta bien entrada la noche, y además de lo anterior, resulta muy adecuada para tomarse un café, una caña, copita, copazo o directamente un cocktail (después del trabajo, ¿eh?), si se quiere ir con los tiempos.

En el primer piso se encuentra el restaurante, y la verdad es que resulta imposible no hacer mención a la grata visión del campo de juego y de las tribunas de la que se goza desde prácticamente cualquier ángulo. Es un espacio amplísimo y muy elegante, sobrio y confortable en el que destaca un color sobre el resto. En este punto proponemos un ejercicio de imaginación para adivinar de cuál se trata. Tanto la Carta como el Menú Madridista se adaptan a los nuevos tiempos, incluyendo platos que huyen de las complicaciones y en los que se prima la calidad del producto y la moderación en los precios. La misma filosofía se aprecia en una mini  carta de vinos, a la que con cierta sorna castiza se denomina “Carta Anticrisis”, una selección de vinos cuyos precios no superan los 12 Euros (un ejemplo que no debiera tardar en cundir entre la competencia, por la cuenta que les trae),  también disponible por copas, y en cuya construcción está colaborando Javier Quesada, de Advinum.

Sólo queda mencionar una última y atractiva propuesta para la incipiente cantera que viene empujando fuerte: los más jóvenes (los niños, vamos) acompañados por hinchas creciditos pueden realizar una visita guiada por todo el Estadio (Sala de Trofeos, el Museo, la cancha, la zona de banquillos, el túnel de jugadores,  vestuario y el palco de honor) y después recomponer la figura con un Menú Infantil completo y asequible. Un planazo para los angelitos a los que presumiblemente les puede parecer un momento cumbre en sus todavía cortas vidas.

Y aún se puede contar más sobre posibilidades que ofrece el Real Café para eventos de empresa o familiares, pero nos hemos excedido mucho más de lo razonable, por lo que esa información queda para otro reportaje futuro. Si no pueden esperar, apunten el teléfono e infórmense directamente, seguro que llegan a un acuerdo satisfactorio.

REAL CAFÉ BERNABÉU

Restaurante, Bar, Banquetes & Eventos | €€€€€€
Avda. Concha Espina, 1. Madrid
+34 914 58 36 67
Cocina: Tradicional RenovadaMediterraneaEspañola