Buena comida, servicio lentísimo

Si te desespera esperar veinte minutos a que te tomen nota, media horaa que te traigan los platos, es mejor que no vayas.

La comida es muy buena pero el servicio deja mucho que desear. Ya había leido la crítica en otra revista pero aun así, me “arriesgué” a ir. Se nota que el maitre no “controla” la sala. Te notas desatendido en todo momento y la espera se hace eterna, y eso que no tienen muchas mesas… Luego, al final de la cena, con un “disculpen la tardanza”, lo intentan arreglar todo. Lástima, pues como digo, la comida es excelente.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *