Escaso, RPC un desastre, bonito entorno

Somos un grupo de 3 parejas que todos los viernes vamos a un restaurante distinto de alto nivel.
La primera impresión, cuando entras,te reciben 3 moles de guarda-puertas pidiendote el santo y seña. A continuación pasamos a la planta primera (el restaurante de calidad). El ambiente con velas y muy bien decorado. De primero pedimos para compartir: una ensalada de almejas con jenjibre que nos costó encontrar la almeja. A continuación compartimos unos huevos fritos con setas al perfume de trufa (ni trufa, ni perfume, 4 setitas y el huevo encima). De segundo las mujeres pidieron pescado “San Pedro”, presentado sobre una verdinas que estaban mejor que el pescado insulso. Los hombre pedimos un entrecot de búfalo (pensando en tapar un poco el hambre) y nos sirvieron 3 trocitos de carne con unas patatitas muy ricas. QUE HAMBRE !!!!! Los postres bién. Precio por persona 75€ , es decir, un robo para una nefasta. Salió el cocinero a saludar a una mesa de al lado, y cuando nos vió las caras se fué corriendo a esconderse a la cocina.

La salida a la calle, fenomenal, aparcan los coches glamourosos para que los vean cuando pasan por la Puerta de Alcalá, el mío estaba allí en primera fila.

Un comentario en “Escaso, RPC un desastre, bonito entorno

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *