Restaurante IO Madrid de Iñaki Oyarbide

IO Madrid, el nuevo restaurante de Iñaki Oyarbide

Lleva una semana abierto y ayer estaba prácticamente lleno. Local renovado por el reconocido arquitecto dedicado al sector hostelero  Ignacio Garcia de Vinuesa, con dos alturas, en la parte de abajo tiene una barra y unos veladores donde poder hacer un picoteo rápido y en la parte de arriba un comedor al uso, con una iluminación muy acertada. En su momento  tendrá también una terraza acondicionada para los meses de invierno, detalle que es de agradecer.

La cocina mantiene sus clásicos  como la menestra de verduras, las croquetas de jamón y bacalao, pero como la transformación del local Iñaki ha metido ciertos platos en su carta como la rosca de patata, pimientos de cristal y huevo a baja temperatura, los fish & chips de bacalao y cangrejos de piel blanda o el magret de pato en sushi. Los platos se pueden encargar para llevar a domicilio. El personal de la sala, con actitud de agradar en todo momento. Enhorabuena Iñaki, promete el nuevo proyecto.

IO

Negocio Cerrado

Calle Manuel de Falla, 5 Madrid
Cocina: Alta cocinaDe mercadoDe autorVasca

4 comments on “IO Madrid, el nuevo restaurante de Iñaki Oyarbide

  1. En pocas palabras…. Decepcionante! De los 4 platos que pedimos solo el tiradito de pez mantequilla alcanzaba un nivel normal/bueno, el resto de los platos no vale la pena ni comentarlos!

  2. la experiencia no puede ser más decepcionante, raciones muy escasas y precio elevado, aproximadamente 50€ por persona, acabando con hambre. No recomendable

  3. Mucho nombre, mucho estilo, pero muy caro, te quedas cn hambre algunos platos garrafales y el personal algunos de los mas prepotentes vamos q no se lo recomiendo ni a mis enemigos

  4. Yo solo conozco a Iñaki de canal cocina,pero si cocina tan mal como lo hacía en el programa, imagino el fracaso de restaurante.Era un tipo que viéndole, se dudaba que fuera cocinero.Recuerdo un calamar a la plancha,en la que mete las patas dentro del calamar,como se puede uno imaginar las patas,no estaban crudas,sino crudísimas.Y todo lo hacía igual,un desastre en todo,con los tiempos,medidas,inventos,trucos,daba risa más que otra cosa.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *