Menos a veces no es más

El local pretende ser una especie de tortillería barata y cool pero para mi gusto el intento se queda un poco en el camino. Los precios son razonables, pero las tortillas están un poco demasiado hechas y el servicio, aunque amable, es escaso para tanta clientela. Se les ve desbordados.
La decoración es un total white que no resulta muy nocturna.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *