Bar Tomate, BCN – MAD

Inminente apertura de este Bar Tomate, la primera cabeza de puente en Madrid del Grupo Tragaluz, promotor de un montón de restaurantes en Barcelona y que, según parece, llega pisando fuerte siguiendo el ejemplo del Grupo Andilana y sus cinco exitosos restaurantes madrileños (Gloria, Bazaar, Finca, Ginger y Public) o del Grupo 7 Portes,  estrellado con su Flash Flash.

El Tomate ocupa el lugar del desaparecido Okra (que Dios tenga en su Gloria), un fenomenal local con extraordinaria localización, al ladito de Astrid & Gastón aunque presumiblemente no habrá competencia por el distinto posicionamiento de ambos negocios. Y es que los restaurantes del Grupo Tragaluz se caracterizan por ofrecer cocina mediterránea/de mercado con alguna incursión más o menos afortunada en extremo oriente, pero siempre en ambientes y decoraciones espectaculares a precio moderado.

Así que, especulando, algo por el estilo es lo que podemos esperar del Bar Tomate. Y especulamos porque los responsables del negocio no han considerado oportuno o aconsejable aportar información alguna, guardando celosamente sus secretos hasta el momento de la apertura, lo cual tiene su lógica y encontramos perfectamente normal. Sí resulta extraño que un grupo empresarial que presume de “buen rollito” y bonhomía tenga entre sus empleados destacados en Madrid elementos que no participan de ese espíritu y resultan tan desagradables en el trato. Esperamos que esa actitud sea temporal y recuperen pronto la amabilidad y la cortesía que todo buen profesional de la hostelería sabe su mejor arma, más que nada porque los Clientes madrileños (entre los que seguro nos contaremos) suelen encajar mal la chulería y la prepotencia. Ya se sabe, las aperturas producen mucho stressss.

Actualización 27/10/2009

No hay nada como tener una buena agencia de comunicación, y el Grupo Tragaluz la tiene. Hace un par de días hemos recibido el dossier de prensa (nosotros y otros nosecuantos medios) coincidiendo con la apertura del Bar Tomate. Lo cortés no quita lo valiente, al César lo que es del César y a veces, al que madruga Dios le ayuda.  Aunque los chicos del Bar Tomate puede que no sean muy simpáticos, por lo menos hay gente en BCN haciendo su trabajo y ya podemos incluir algunos datos adicionales a esta entrada:

  • Olvídense de la inminente apertura. Queda inaugurado este pantano para todos los que se quieran bañarse en  él.
  • Amplísimo horario de atención al distinguido público: desde las 08.30h hasta las 00.00h. los días que cierran pronto (D, L, M y X) porque J, V y S se echa el cierre a las 03.00h. Casi como en el antiguo Drugstore.
  • El Bar Tomate “se trata de un local simpático y fresco donde se sirven desayunos, comidas y platos del día, cenas, cócteles, vinos y copas.” Lo dicho, el legendario buenrollismo del Grupo Tragaluz ya está entre nosotros.
  • Carta con “platos mediterráneos, fundamentados en productos muy frescos y de calidad“. Nosotros, a diferencia de los bancarios no podemos excusarnos en que no tenemos nuestra particular bola de cristal, y aquí está la prueba de las dotes adivinatorias que nos adornan.
  • Todos los grupos de la carta empiezan por un gracioso y original “Tómate un…” Algunos de los platos están disponibles a cualquier hora.
  • Y para terminar, el diseño corre a cargo del estudio de Sandra Tarruella (ya sin Isabel López), responsable también de la decoración de uno de los restaurantes que más nos gustan de Madrid, LaSal de Montalbán. Como se puede apreciar en las imágenes remitidas, el Bar Tomate ha quedado realmente precioso.

Sólo nos queda agradecer a los responsables del Bar Tomate la colaboración prestada y desear al recién nacido mucha suerte y éxito en la jungla madrileña.

BAR TOMATE

Restaurante, Lounge bar | €€€€€€€
Calle Fernando El Santo, 26 Madrid
+34 917 02 38 70
Cocina: Mediterranea

7 comments on “Bar Tomate, BCN – MAD

  1. Hoy he comido en bar Tomate y me ha encantado. Muy divertido y agradable, el precio está bien y los platos son agradables y bien hechos. Los camareros simpáticos y con ganas de agradar. Nos ha parecido a las que hemos ido que las críticas que se hacen están motivadas por la mala leche y el desconocimiento. Nos ha encantado y volveremos muchas veces.

  2. Chicos lo habeis clavado, he estado el viernes en bar tomate y suscribo lo de arriba: cocina discreta tirando a insípida, no es cara en términos absolutos pero cuesta más de lo que vale. Después de la cena tomamos unas copas en la zona posterior: abarrotado de gente muy, pero que muy guay, encantados todos de haberse conocido y conocerse entre sí, espectacular. Mención aparte merece el personal, de dos tipos: por un lado los peones, voluntariosos y superados por los acontecimientos. Por otro los encargados, híper guays e incapaces de descender de su imaginario olimpo particular. Jóvenes y sobradamente preparados, parece que te están haciendo un favor sólo por el hecho de estar ahí. Todo muy gracioso y kitsch, pero deberían ir pensando en bajarse del burro. Allá ellos.

  3. Just returned from a very disappointing evening in the new BAR TOMATE MADRID.
    Any place with a name like Tomate should have its concept strongly connected
    to a good kitchen and the food. TOMATE DOES NOT.
    There should be sounds, smells from the love for food preparation. THERE IS NON.
    The food should tasty and exciting. ITS NOT.
    There should be fun people and people having fun. THERE ARE NON.
    Service should be brisk and pleasant. ITS NOT.
    disappointing really when it could have just what Madrid needed….i wish them luck!

  4. Cocina no destacable, vulgar. Precios inadecuados para el lugar mas provinciano que vi. El ambiente evoca descripciones leidas sobre casinos de pueblo con las fuerzas vivas presentes despreciando a cualquiera que parezca forastero o no adecuado. Lastima de ver grupos de gente de apariencia cosmopolita y buena situación comportarse como labriegos desconfiados. Parece que no se progresa sino vuelta al pasado. Triste y no recomendable.

  5. Hola! Tenía una reserva para cenar el Bar Tomate desde hace un mes para celebrar el cumpleaños de una amiga y al final… Hemos decidido que no merece la pena. desde que hemos hecho la reserva todo son problemas, no hay mesas para 7, puedes reservar en un determinado horario, por no hablar de las facilidades que te dan para hacer la típica chorrada de tarta con velas… El trato de las personas que te atienden tampoco es que sea de lo mejor, y los 15 minutos que te tienen esperando con un contestador son desesperantes. Los sitios que se ponen de moda deberían tener en cuenta que nada es para siempre y que, a la larga, lo que les salvará es una clientela fiel y contenta con el servicio. A mi ya se ma han quitado las ganas de conocerlo, y sinceramente, creo que no me pierdo nada.

  6. Qué pena que si no eres snob y repijo no seas un cliente más en el Bar Tomate!
    Qué pena que si no eres famosillo te puedan dejar 30 minuitos esperando una mesa que tenías reservada hace 3 semanas!
    Qué pena, que sea tan mala la atención y el servicio, cuando la comida es buena.

    Ojala este restaurante se quede en lo que es, un sitio de moda puntual, que busca clase y no la tiene!

  7. Servicio pésimo, jamás en ningún restaurante me han tratado con tanto desprecio. Después de haber cerrado un menú para 16 personas, llegamos y nos sientan en un lugar en el que apenas cabíamos. Luego del menú que habíamos cerrado, nadie se hace responsable porque el encargado que había cerrado el menú, ese día libraba. Así que no solo nos trataron fatal, sino que nos pusieron la mitad de los platos contratados, eso sí el precio fue el mismo. Las camareras en vez de intentar solucionar la situación querían que saliéramos lo antes posible. No he visto cosa igual …
    En resumen un lugar “quiero y no puedo” en el que ni los modales ni los compromisos parecen que sean su fuerte, como para que nadie se aventure a sugerir el sitio….
    De la comida no voy a hablar, porque con tanto lío ni pudimos disfrutarla.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *