Casavostra, o la pizza superlativa

A la hora de hablar sobre el Restaurante Casavostra (Calle Infantas, 13) resulta imposible esquivar la pregunta que indefectiblemente se plantea la legión de fervorosos clientes que lo frecuentan. “¿existe otro lugar donde elaboren estas fantásticas pizzas?” A día de hoy la respuesta es, sin duda, que no en Madrid. Casavostra ofrece en su extensa carta un completo repertorio de la tradicional cocina italiana, elaborada con algunos, pocos, ingredientes básicos: productos frescos y naturales, sentido común y esmero para cocinarlos. El resultado no defrauda, aperitivos y platos para compartir sencillos y ligeros, pastas en su punto, ensaladas frescas y sabrosas, pero sobre todo, ante todo, por encima de todo, maravillosas pizzas elaboradas en horno de leña (no es broma, está a la vista de quién lo quiera ver), grandes y muy, muy finas y crujientes. Sobre esa masa, auténtica mozzarella y prácticamente todo lo que se pueda desear, porque en Casvostra se pueden degustar ¡¡27 pizzas distintas!!, incluida la exquisita Pizza Tartufo, elaborada simplemente con mozarella y trufa negra. Perfecta. Para terminar buenos postres (auténtica panna cotta, tiramisú) grappa muy seca y un magnífico café.

Y las buenas noticias, al final: los precios de Casavostra son casi del Siglo pasado, o ya sin exagerar, muy razonables en relación con las satisfacciones que recibe el cliente. Difícilmente se superan los 22 – 25 € por persona, si además el servicio resulta eficiente, atento y muy simpático, y el local es amplio y con una decoración funcional, sencilla y agradable, la conclusión tras una visita al Restaurante Casavostra no puede ser más satisfactoria.