El Pescador, en plena forma

Llevábamos tiempo pensando en dedicar a El Pescador la entrada que lleva mereciéndose hace muchos años pero nuestra última y recientísima visita convierte en obligada la tarea. Y es que esta visita difícilmente podía haber resultado más satisfactoria o mejor la impresión causada por El Pescador, una auténtica luminaria de la cocina de producto y, a nuestro entender, uno de los restaurantes más recomendables y en forma de Madrid. Para el improbable caso de que algún lector sufra un arrebato de suspicacia, manifestamos que la cuenta fue religiosamente pagada, resultando la propina modestamente generosa. Y para los muy recalcitrantes: no resulta de aplicación la locución “Excusatio non…

No es cuestión de extenderse sobre la “trayectoria vital” de El Pescador: toca decir que es propiedad de Pescaderías Coruñesas (o Evaristo García, viene a ser lo mismo) y que lleva abierto desde 1975, lo cual ya es decir bastante. Recientemente (julio de 2010) reabrió sus puertas tras permanecer cerrado durante algunos meses para ser objeto de una profunda remodelación que, ciertamente, le ha sentado de maravilla y le ha preparado para enfrentarse a los próximos 35 años (ojalá todos lo viéramos). Es verdad que la remodelación pudo haber motivado algún brote nostálgico y que haya quién eche de menos la rusticidad o sencillez del antiguo local, pero desde luego lo que hay ahora es infinitamente mejor que lo que fue, más cómodo, eficaz y también agradable. Exteriormente El Pescador es un lugar atractivo al que apetece entrar. Ayuda mucho la fenomenal vitrina en la que se expone el producto sobresaliente suministrado por Pescaderías, un bodegón espectacular que por sí solo basta para convencer al más cerril carnívoro. Además de la vitrina se ha introducido una amplia barra que, convertida ya en una de las mejores de Madrid, y muy concurrida, sirve de apoyo en varios sentidos al restaurante (carta de la barra).

Dos comedores en planta calle y uno más pequeño en la planta de abajo no son suficiente para atender la afluencia de parroquianos, bastante o muy peculiares, eso sí: por un lado el núcleo duro de el Barrio de Salamanca (sección veteranos); por otro, parejas de señoras ociosas recuperando fuerzas tras una maratoriana sesión de compras (o de gimnasio), de esas a las que les dicen a menudo que por ellas no pasa el tiempo (y se lo creen) y, finalmente, lo más granado de la elite empresarial madrileña, contándose penas bajito, mesándose las plateadas sienes (cada uno las suyas), mientras devoran cigalas de ciencia ficción. No, políticos no. Todo muy pintoresco.

¿Y sobre la comida, qué? Terrific. Bestial. Alucinante. Perdonen que insistamos, pero si hay un restaurante de producto, ése es El Pescador. Nos acompañaba en el almuerzo el cocinero y propietario, forastero, de uno de los “estrellados” con más tradición en el “Estado” y no paraba de alabar las bondades y calidad de la materia prima, lo acertado de las preparaciones y lo razonable del precio, a pesar de que el Belondrade y Lurton fue cobrado a más del doble de la tarifa que figura en la carta (cuidado con esos detalles…). Soberbios percebes, almejas gordas y sabrosas, cigalas salteadas muy apreciables (aunque no tanto como aparentaban las de ciencia ficción), espectaculares las ostras “especiales” y rodaballo al horno impecable. Muy ricas las filloas, pero la tarta de Santiago hace palidecer cualquier otro postre: sensacional. ¿El precio? Como comentaba nuestro compañero de mesa, una agradable sorpresa después del titánico alarde de calidad al que asistimos. No es un restaurante barato pero lo que ofrece vale más de lo que cuesta,  (pueden comprobarlo echando un vistazo a la carta). El servicio, irreprochable hasta el extremo de poner en evidencia, con su profesionalidad, la escasez de buenos profesionales en el sector…

Vayan a El Pescador. Si son aficionados a la buena mesa, casi con total seguridad les encantará.

EL PESCADOR

Restaurante, Marisquería | €€€€€€€€
Calle Jose Ortega y Gasset, 75 Madrid
+34 914 02 12 90
Cocina: Marinera

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *