La carrillera de Muñagorri

Muñagorri en las Matas

Actualización Junio 2012: El restaurante (y ahora también Gastrobar) Muñagorri acaba de reabrir en la calle Padilla de Madrid. Ahora lo tenemos mucho más cerca. Nuevo reportaje aquí.

La pasión de Pedro Muñagorri por la gastronomía le ha llevado lejos, tan lejos como las Matas, perteneciente al municipio de las Rozas. Cocinero formado en la Escuela de Hostelería de San Sebastián, se ha fogueado en las cocinas de Casa Nicolasa, tanto en San Sebastián como en la sucursal de Madrid (perteneciente hoy al trístemente famoso Grupo Arturo, capaz de acabar con cualquier reputación casi sin proponérselo). El caso es que Pedro ha decidido dar el paso que cualquier profesional de la hostelería anhela y cuándo se presentó la oportunidad la tomó: abrir su propio restaurante en un amplio local diáfano, en los bajos de un un anodino edificio de oficinas, puede no ser el punto de partida ideal, pero el factor ubicación, o más precisamente su ausencia (location le dicen los anglosajones), no ha sido suficiente para contener la necesidad de expresar su personal forma de entender la gastronomía.

Esta evidente dificultad inicial, añadida a las duras condiciones económicas por las que atravesamos, no auguraban un plácido desarrollo del negocio, pero lo cierto es que el Restaurante Muñagorri se ha convertido en poco tiempo en una referencia para quiénes viven o trabajan por la zona, a la vez que algunos “forasteros” empiezan a frecuentarlo, seguramente avisados mediante el tradicional boca a boca. La clientela a mediodía está compuesta por oficinistas, abonados a un extraordinario menú, junto a los avisados que se decantan por las sugerencias (no más de cuatro o cinco platos, según haya ido la visita al mercado) o la carta. Entre esas sugerencias que propone Pedro, el día de nuestra visita pudimos gozar (en el más estricto sentido del verbo) de unos pimientos rellenos de txangurro delicadísimos, un timbal de tiernas alcachofas con jamón ibérico capaz de abrir los ojos sobre su inmenso error al más recalcitrante enemigo de esta hortaliza (sin ir más lejos, el que esto escribe), unos sencillos calamares en su tinta con arroz realmente exquisitos, impecables y unas carrilleras de ternera, melosas y tiernas en perfecta relación con un puré de patata finísimo y etéreo que pueden ser consideradas como el perfecto ejemplo de lo que debe ser el plato.

Es decir. que nadie busque en Muñagorri tecnoemoción o alambicadas creaciones más o menos afortunadas sino preparaciones tradicionales elaboradas con el virtuosismo de un cocinero de larga trayectoria, un profesional que consciente de las circunstancias en las que se desenvuelve ofrece a su clientela lo que ésta le demanda, pero mejor, corregido y aumentado. Aquéllos que se animen a visitar Muñagorri podrán dar fe de todo esto, y estamos seguros que pasarán a formar parte de la cadena, del boca a boca que mencionábamos al principio.

MUÑAGORRI

Restaurante, Gastrobar, Catering, Banquetes & Eventos | €€€€€€€
2 opiniones
Calle Padilla, 56 Madrid
+34 914 01 47 41
Cocina: De mercadoDe temporadaMediterranea