Restaurante Amazónico en la calle Jorge Juan de Madrid

Amazónico conquista Jorge Juan (y Madrid)

Aunque últimamente la industria hostelera en Madrid vive un momento dulce y las aperturas rutilantes de nuevos negocios gastronómicos se suceden a ritmo enloquecido,  el recién inaugurado Amazónico reúne condiciones suficientes como para aventurar que puede ser el restaurante más importante de Madrid en este 2016. Tal vez sea decir mucho, y desde luego competencia para aspirar al puesto no le falta (ahí está ese magnífico ejercicio de entrega y altruismo que es A’Barra), pero conociendo los antecedentes de los promotores de Amazónico (donde ponen el ojo ponen la bala) y considerando las virtudes que adornan al recién llegado, es más que probable que acertemos.

Como es público y notorio la dinámica pareja que forman Marta Seco y Sandro Silva convierte en oro todo lo que toca. A base de esfuerzo y tino cada restaurante que abren deviene en el éxito del momento, y esto ha sucedido desde que abrieran El Paraguas hace doce años más o menos. Desde entonces han ido copando la calle Jorge Juan, adquiriendo cada local que se les ha puesto a tiro. Es una zona golosa y muy cotizada para establecer un restaurante, y además si lo pones tú evitas dar facilidades a la competencia. Así que en apenas 50 metros lineales los Silva Seco acumulan tres restaurantes (Ten con Ten se encuentra en la calle Ayala), además de disponer de un centro lúdico/formativo/logístico de milytantos metros, según nos hemos enterado en el estupendo publireportaje con el que les ha obsequiado (…) El Confidencial. Si tienen un rato ahí pueden descubrir las facetas menos conocida de estos jóvenes y exitosos emprendedores, que hacen una excepción a la norma de no someterse al escrutinio público, al igual que desprecian contar con una presencia decente en Internet para sus negocios.

En cuanto a Amazónico, vaya si le adornan virtudes. Ocupa el local del antiguo Pan de Lujo ampliado con la superficie que proporciona el local de una antigua discoteca contigua. Será por metros, muchos, decorados por el infalible Lázaro Rosa-Violán que logra un ambiente cálido y, sí, tropical y amazónico. Distribuido en distintas zonas, resulta muy atractivo y dispone de una espectacular terraza en la parte trasera. La cocina abierta recorre un lateral, siendo las partes más visibles por los clientes las que se destinan a las distintas parrillas, espetos, tandoris y rodizios. Casi una provocación. En Amazónico la oferta gastronómica es amplia y muy variada, incluyendo una pequeña barra de sushi. Especialidades indias, argentinas, brasileñas fusionadas con gracia y talento. Cocina internacional de calidad a precios razonables, un local realmente espectacular en la que ahora mismo es la zona más deseada de Madrid y un nutrido servicio con ganas de agradar son motivos suficientes para garantizar largas listas de espera para conocer Amazónico. Dice Sandro en el publireportaje antes mencionado que está en la edad justa para pegársela y recuperarse, pero nos parece que va a tener que esperar de momento, Amazónico no será su Waterloo.

AMAZÓNICO

Restaurante, Asador, Lounge bar | €€€€€€€
21 opiniones
Calle Jorge Juan, 20 Madrid
+34 915 15 43 32
Cocina: A la brasaDe mercadoTradicional