Ignazio Deias en Da Giuseppina

Da Giuseppina, la casa de Ignazio

Casi siempre que se abre un buen restaurante italiano en Madrid puedes jugarte el dinero con ciertas garantías apostando por que Ignazio Deias anda en el asunto.  También es cierto que lo mismo puede decirse si cierra algún buen restaurante italiano en Madrid. Y es que Deias trae de fábrica  la pasión por dar bien de comer que caracteriza a los buenos cocineros, y probablemente carece del instinto necesario para ignorar  esa pasión y dedicarse a ganar dinero con la hostelería. El caso es que aquí le tenemos otra vez, dispuesto a hacernos disfruar de nuevo con la maravillosa cocina tradicional italiana que tan bien se le da.

Aquí es Da Giuseppina, un pequeño y modesto restaurante en la calle Trafalgar. Probablemente lo de restaurante no agrade del todo a Ignazio y prefiera que consideren a Da Giuseppina una casa de comidas, su casa de comidas, o mejor la de su madre que adivinen como se llamaba y qué enseñó a su hijo. Su compromiso es ofrecer auténtica y verdadera cocina italiana, rescatando recetas tradicionales difíciles de encontrar simplemente por lo laborioso de su preparación, incompatibles con las exigencias de un negocio moderno en el que el criterio de rentabilidad se impone sobre cualquier otra consideración.

Y claro, además de preparaciones exigentes no vale cualquier producto para llevarlas a la mesa. En Da Giuseppina sólo entra por la puerta lo mejor, y así un día hay cocido de fassona piemontesa, el otro tortellinis de Bazzano o raviolini del plin que llegan desde Neive. La carta será sólo un apoyo, una referencia que hay que tener pero a la que no hay que hacer mucho caso porque la idea es ofrecer no ya platos del día que no figuren en carta, sino platos personalizados en función de los gustos de cada comensal. Como era antes y que ya muchos no podemos recordar por que no lo hemos conocido. Un disparate, maravilloso pero disparate.

¿Más argumentos para apostar por la viabilidad de esta ocurrencia?. 10 mesas, nada más. Deias quiere que sus clientes disfruten, que se sientan como en casa y además quiere verlo, no que se lo cuenten y eso sólo es posible si en el comedor no hay mucha gente. Y ponte a ofrecer un trato personalísimo y próximo doblando mesas.

Como decíamos al comienzo de esta reseña Da Giuseppina es un restaurante modesto que nace con vocación de casa de comidas, y también de colmado. Prácticamente todos los productos que se sirven en la mesa están disponibles para llevarlos a casa. El propio comedor hace las veces de almacén, con los estantes mostrando pastas artesanales italianas muy especiales, aceites, salsas, embutidos, quesos y vinos italianos difíciles, por no decir imposibles, de encontrar en Madrid.

Y todo lo anterior a un precio muy razonable, como habrán podido comprobar quienes hayan echado un vistazo a la carta de Da Giuseppina a la que es cierto que no hay que hacer mucho caso, pero sí sirve para hacerse una idea de por dónde nos movemos. En resumen, uno de los mejores restaurantes italianos de Madrid, un lugar para disfrutar de buena comida y buena bebida en un ambiente afable y también curioso. Una gozada por la que nos encantaría apostar….

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *