La Chelo Madrid, de Iñaki Oyarbide

La Chelo de Iñaki Oyarbide

La Chelo es el nombre elegido por Iñaki Oyarbide para su nueva aventura en este complicado mundo de los negocios gastronómicos, restaurante, casa de comidas, tasca o neotasca o como quiera llamarlo el respetable, que ya no sabemos muy bien. La motivación para elegir nombre resulta evidente desde que entras en el nuevo local, y es que Chelo era Consuelo Apalategui, madre de Iñaki y fundadora, junto con su marido Jesús Oyarbide de dos de los mejores restaurantes que Madrid ha conocido, el legendario Zalacaín, aún operativo pero fuera de la órbita familiar desde hace muchos años, y el añorado Príncipe de Viana.

Pero todo eso es historia, y aquí y ahora, en La Chelo, está Iñaki Oyarbide en estado puro, sin ningún condicionante ajeno a su santa voluntad. En un discreto local en la calle Menéndez Pelayo, frente al Retiro. Después de tantos años de profesión, de idas y venidas, transmite la impresión de estar de vuelta ya de casi todo y con ganas de hacer lo que le gusta, dar bien de comer y atender con amabilidad y socarronería a los viejos clientes, y también, para esos estamos, a las nuevas generaciones que se acerquen a su casa a conocer una cocina directa y sencilla, hecha como ha sido siempre a base de buenos productos y técnicas conocidas que Oyarbide domina como nadie. Basta con examinar la carta del restaurante, un pequeño comedor situado al fondo de un local sencillo y agradable, sin muchas florituras, para comprobar que la cocina de siempre es la seña de identidad de La Chelo.

Antes del comedor La Chelo dispone de una buena barra pobladísima de pintxos dispuestos para ser despachados por el primero que llegue y se encariñe con alguno de ellos, o con varios. La carta de pintxos, fríos, calientes y especiales, al más puro estilo donostiarra, tampoco presenta mayor complicación, pero sospechamos que no va a resultar fácil decidirse, todos son una monada y están para comérselos. Para acompañar hay una buena selección de vinos por copas, Cavas y Champagnes, y desde luego buena sidra natural, que no falte.

En resumen, un nuevo lugar en Madrid para comer bien a precios razonables en el que una leyenda viva de la gastronomía española se dispone a dar lo mejor que tiene, y eso es mucho. Bienvenida sea La Chelo.

LA CHELO

Negocio Cerrado

Calle Menéndez Pelayo, 17 Madrid
Cocina: CaseraDe mercadoDe temporadaEspañola

One comment on “La Chelo de Iñaki Oyarbide

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *