Elegante y simple el comedor de La Vaquería Montañesa en la calle Blanca de Navarra de Madrid

La Vaquería Montañesa, elegante y sencilla

Una nueva apertura en Madrid y otra vez a cargo de un grupo hostelero cántabro: si hace unas semanas comentábamos la llegada de La Bien Aparecida de Paco Quirós y Carlos Crespo, hoy nos ocupa la reseña de la inauguración hace unos días de La Vaquería Montañesa en la calle Blanca de Navarra. Se trata de un precioso local que fue hasta principios de los 70 una verdadera vaquería (con reses estabuladas, sí) que hace unos años, y manteniendo el nombre de Vaquería Suiza, se convirtió en un bar y restaurante que animaba esta preciosa calle de Chamberí, aunque con el tiempo se había instalado en un estilo decadente que no le favorecía demasiado ni invitaba a frecuentarlo. Justo el tipo de negocio que motiva a los Zamora, la familia que está detrás del grupo Deluz & Cía. Con cuatro restaurantes en Santander, empezó a hacer los madriles en 2013 recuperando La Carmencita, una de las tabernas más antiguas y con más solera de Madrid. Recetas tradicionales y buenos productos (la mayoría ecológicos) es una combinación que funcionó bien, tanto que al poco tiempo abrieron Celso y Manolo también en la Calle Libertad.

Y así llegamos a finales de 2015, momento en el que comienza la tarea de volver a poner en el mapa este estupendo local, a base de buen gusto y productos de calidad que lucen muy bien en preparaciones sencillas pero extraordinariamente bien contadas a lo largo de una carta que es casi un tratado gastronómico en sí misma. Después de dedicar un rato a leerla, dan ganas (y no nos resistimos) de tirar del dicho italiano se non è vero, è ben trovato, aunque seguro que hasta la última coma resiste el examen más riguroso. Desde luego en La Vaquería Montañesa se preocupan, y mucho, del origen de los productos y su trazabilidad, resultando muy tranquilizador que el animalito del que estás dando cuenta haya disfrutado de una infancia feliz y despreocupada hasta que nuestros caminos se cruzan en esta pequeña y deliciosa calle de Madrid. Se nos ocurre que tal vez el riesgo de contar las cosas tan bien resida en que el teatro no alcance la altura de las musas, pero esa parte se la dejamos a quienes se ocupan de juzgar estas cosas.

No pensamos terminar sin aludir al logradísimo interiorismo de La Vaquería. No puede ser más sencillo, y tampoco más bonito. Totalmente alejado de esos conjuntos abigarrados que constituyen la tendencia dominante, el local sorprende gratamente por la ligereza y uniformidad del color blanco (roto) y la calidad del mobiliario escogido, exquisitas mesas y sillas de diseño escandinavo o checo y lámparas de aparente simplicidad que, efectivamente (así se recoge en la presentación del restaurante), parecen lianas urbanas descendiendo del altísimo techo. Simplemente impecable en nuestra modesta opinión.

A modo de resumen, una atractiva propuesta la que hace Deluz & Cía. en su tercer restaurante madrileño, un acierto que no dudamos va a conocer un éxito notable y merecido entre el exigente (cada vez más) público de Madrid. Lo iremos viendo.

LA VAQUERÍA MONTAÑESA

Restaurante | €€€€€€
1 opinión
Calle Blanca de Navarra, 8 Madrid
+34 911 38 71 06
Cocina: De mercado

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *