Restaurante La Máquina de Jorge Juan

Restaurante La Máquina, el que faltaba en Jorge Juan

La calle Jorge Juan reúne una notable colección de restaurantes con indudable atractivo por diversas razones. No está ninguno de los grandes, pero hay una estrella Michelin, está el más deseado y su secuela (y lo que está por llegar…), no hace ni un mes que Paco Quirós ha estrenado La Bien Aparecida, y Los Gallos y Babelia de Pepe Caldas han encontrado un punto de equilibrio que les hace irresistibles para el paisanaje habitual de la zona. Además el 5 Jotas acaba de salir de una profunda renovación que le ha sentado francamente bien, y More con apenas un año se ha consolidado como una buena opción de cocina tradicional. Así que estamos antes una zona muy atractiva en la que faltaba el Grupo La Máquina, que después de algunas visicitudes en la gerencia ha tomado renovado impulso como demuestra la apertura del Restaurante La Máquina de Jorge Juan, en el que se condensan todas las virtudes que caracterizan a los restaurantes del Grupo, potenciadas por la envergadura del proyecto.

Y es que La Máquina de Jorge Juan es un gran restaurante, no por bueno, que lo es, sino por grande. Ocupa la totalidad de una casona de tres pisos que esquina con el Callejón de Puicerdá lo que le permite atacar todos los frentes con garantías. Sí, tiene terraza, y sí, también una estupenda barra que promete ser una de las más concurridas de la zona merced a la abundante y apetitosa oferta de mariscos, pinchos y raciones que figuran en su carta de barra en un apabullante despliegue.

El restaurante cuenta con un agradable comedor principal y comedores auxiliares, o privados, en los que brilla la contrastada calidad de una cocina tradicional en la que la calidad del producto se paga, y el saber hacer de un servicio de sala muy profesional y atento. Y es que con la experiencia que aporta contar con 14 o 15 restaurantes (hemos perdido la cuenta) que funcionan como relojes (y cheques al portador) allana bastante el camino a la hora de acertar con un proyecto. A por el siguiente.