Barra de Tatel Madrid

Tatel Madrid, ambición de estrellas

La semana pasada tuvo lugar la inauguración de Tatel Madrid, un ambicioso proyecto empresarial que ha nacido con la declarada intención de aprovechar el actual prestigio de la cocina española para poner a comer tortilla de patatas y rabo de toro al mundo mundial, ya que según parece después de Madrid será Miami donde la cosa se ponga seria, así que lo de aquí tiene aspecto de ser una especie de ensayo general con público. Esa es la ambición, y las estrellas son algunos de los socios de relumbrón que participan en una aventura liderada por Matutes JR (hijo de Abel, el bueno si no recordamos mal) como Rafa Nadal (¡vamos Rafa!) Pau Gassol, Enrique Iglesias (yeah!) y Rudy Fernández. Ahí es ná.

El banco de pruebas está en el Paseo de la Castellana, en donde Intereconomía creía que se llevaban el gato al agua (je), un buenísimo local de muchocientos metros que ahora se clandestiniza en un intento de evocar los locales ilegales que surgieron con la promulgación de la Ley Seca, un speakesay al más puro estilo Roaring Twenties. Pero lo verdaderamente importante es la idea, que no es otra que llevar la cocina española al último confín de la galaxia, y para apostar sobre seguro Tatel Group ha echado mano de Nino Redruello, un joven y sin embargo solvente cocinero con querencia a las asesorías gastronómicas, que no inventa nada pero que ha demostrado notable sintonía con el público en los diversos restaurantes familiares, como son La Ancha, Las Tortillas de Gabino y, sobre todo, La Gabinoteca. Cocina españolísima sin sorpresas ni estrambotes a precios algo subidos de tono según se puede apreciar en la Carta de Tatel Madrid. Hacer ganar (más) dinero a estos famosos no es empresa barata, no, pero seguro que merece la pena.

Nuevo restaurante Tatel Madrid
Nuevo restaurante Tatel Madrid

 

TATEL MADRID

Restaurante | €€€€€€€
3 opiniones
Paseo de la Castellana 36 Madrid
+34 911 72 18 41
Cocina: De mercadoTradicional RenovadaMediterraneaEspañola

One comment on “Tatel Madrid, ambición de estrellas

  1. Sitio pésimo y experiencia muy desagradable. Reserva para cenar 22:30. A las 23:25 abandonamos el local sin haber conseguido sentarnos en la mesa reservada con cinco días de antelación. Vayan si quieren sufrir

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *