Vaya Flash

Este sábado he comido en Flash Flash, del que me habían hablado dos o tres personas, y la verdad es que no me ha parecido un sitio para recomendar. El local es amplísimo (para los puretas, en su día fue el celebrado “el Callejón” en la parte posterior del edificio Teatriz), y de un blanco con la sola mácula del serigrafiado negro de unas fotógrafas de los 70s tipo Valentina. El caso es que la cosa trae causa de la casa madre en BCN, según me han contado. Bonito y funcional, bien aprovechado el espacio. No deja de tener su gracia por el contraste con el uniforme de los camareros, tipo marisquería fina del desarrollismo (chaquetilla blanca y corbata y pantalones negros). Casi todos profesionales y con pasaporte comunitario (se dice así, ¿no?). Por ese lado ninguna pega. Llama la atención la “política” (así le dicen en un folio pegado en la puerta) para acomodarse en las mesas: hasta que no estemos todos no te puedes sentar, lo cual debe tener una explicación, pero a mi se me escapa. No estoy seguro pero creo que debe combinarse la mencionada “política” con el hecho de no poder reservar previamente. Hemos tenido que estar todos en orden de revista a las 13.45 para poder sentarnos a comer. Resulta curioso que todos los restaurantes madrileños con origen en Barcelona (las glorias, bazaares, fincas y también éste) den tan pocas facilidades para visitarlos. Les debe ir bien así, pero desde luego conmigo que no cuenten. ¿Y la comida? Pues eso, lo menos importante, anodina y sin carácter. Unas ensaladas ramplonas e insípidas, una tortilla francesa (sin coñas) y unas hamburguesas simplemente pasables. Se supone que el precio es razonable (23 euros p.p. sin vino ni postre, incluyendo infantes, y una cosa que no por extendida deja de ser sangrante: una pieza de pan pequeña te la cobran a 1,65 €, multiplicada por 7= 11,55 €!!!!), pero me parece que es demasiado para lo que recibes. Lo bueno es que ya lo conozco, y lo mejor que no tengo que volver.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *